Edificio irregular podría terminar con más de 12 mil 500 ejemplares de tortuga marina al año, además que excede las medidas para esa zona, la inmobiliaria no cuenta con la MIA pero sí con licencias de construcción municipal bajo irregularidades pese a estar clausurada por la Secretaría de Ordenamiento Ambiental la constructora quitó los sellos y metió maquinaria.

Residentes de Playa Paraíso están en contra de la construcción de edificio de 44 departamentos en lote de baja densidad porque la inmobiliaria construye sin la Manifestación de Impacto Ambiental, pero con licencias de construcción municipal.

En este sentido, Brenda Fernanda de Arrigunaga Aguilar, presidenta de la Asociación del complejo residencial Playa Paraíso, acusó a inmobiliaria de construcción de edificio que rebasa todos los límites que marcan los ordenamientos ambientales y de construcción.

Ubicado a unos 8 kilómetros al norte de la cabecera municipal, Playa Paraíso también es zona de anidación de tortugas que comparte en coordinación con Medio Ambiente Municipal, pero está en riesgo.

Brenda Fernanda de Arrigunaga Aguilar puntualizó, que son 44 departamentos en mil 200 metros cuadrados y una altura de 22 metros; a pesar de que la ley dice máximo 12 metros, además que acabaría con el nido de tortugas marinas.

Por su parte, el asesor jurídico de la Asociación, Javier Tun Jiménez, refirió que ya se presentó la denuncia ante la Profepa, que es la primera instancia para frenar la construcción por carecer de la Manifestación de Impacto Ambiental, y en caso de Desarrollo Urbano Municipal solicitarán la información al respecto ya que la empresa fue sancionada por una construcción que aún no ha hecho, pero continúan los trabajos pese a estar clausurados, “también lo haremos saber porque no pueden otorgarse permisos fuera de la Ley”, dijo.

Agregó que “los ambientalistas también deben manifestarse por ser zona de anidación de tortugas y campamento tortuguero”.

La bióloga Irma Pulido, manifestó que los ambientalistas también deben levantar la voz porque las reglas deben respetarse, ya que Playa Paraíso es campamento tortuguero y de terminarse la construcción en mención los daños ambientales serían irreversibles.

Indicó que Playa Paraíso es un predio rústico, campestre, de baja densidad de construcción, por lo que edificar 44 departamentos en un lote habitacional unifamiliar de poco más de mil metros cuadrados, cuya edificación colinda con el área común o parque Playa Paraíso, de modo que está temporada no tendrá éxito.

Asimismo, sostuvo que a mediados de abril pasado interpusieron la denuncia ante la Profepa, incluso la presidenta de la Asociación de Vecinos de Playa Paraiso, acudió a entregar copia a palacio de gobierno pero hasta el momento no hay respuesta.

De seguir el trabajo irregular de la inmobiliaria, dejarían de existir más de 12 mil 500 tortugas al año, ya que en temporada 139 nidos que se registran en el lado norte, 110 diez son en Playa Paraiso, por lo que terminaría en ecocidio.