Según informes extraoficiales, al menos dos empleados del Ayuntamiento de Bacalar, presuntamente vinculados al equipo del alcalde con licencia, José Alfredo “Chepe” Contreras Méndez, fueron #víctimas de un #secuestro perpetrado por un grupo armado.

Este incidente ha generado una profunda #preocupación en la #comunidad, alimentando la percepción de que las autoridades locales están más concentradas en las campañas políticas que en garantizar la #seguridad de los #ciudadanos.

Los cuerpos sin vida de los trabajadores municipales fueron encontrados el 18 de mayo, abandonados frente a una funeraria en Bacalar, según lo reportado por medios de comunicación locales.

En la madrugada de ese mismo día, otro acto de violencia sacudió Bacalar, cuando una residencia fue objeto de un ataque armado que dejó un vehículo con impactos de bala y evidencias de sangre en el lugar. La vivienda presentaba múltiples impactos de balas de alto calibre. A pesar de la gravedad del suceso, no se han realizado arrestos relacionados con el caso.

El día anterior, el 17 de mayo, se reportó la desaparición de un joven de aproximadamente 20 años en la comunidad de Río Verde. Según fuentes anónimas, el supuesto secuestro habría ocurrido en la carretera que une las localidades de Miguel Alemán y Río Verde. También se han recibido informes sobre intentos de secuestro en las comunidades de El Gallito y Miguel Alemán, aunque solo uno de estos intentos se llevó a cabo.

En medio de esta escalada de violencia, el alcalde en funciones, Chepe Contreras, quien busca la reelección, no participó en el debate entre los candidatos a la presidencia municipal de Bacalar, aparentemente para evitar enfrentarse a interrogantes directas por parte de sus adversarios.

Mientras tanto, tanto las autoridades estatales como municipales parecen estar tratando de ocultar información sobre estos acontecimientos, lo que solo contribuye a aumentar la sensación de inseguridad y la desconfianza hacia las instituciones encargadas de la seguridad pública.