Captura de pantalla 2023 05 31 a las 10.40.24
Pobladores de Chiapas se enfrentan con militares por estar sometidos a cárteles

A casi una semana del desplazamiento forzado de pobladores del municipio Frontera Comalapa, ubicado entre Chiapas y Guatemala, elementos del Ejército mexicano entraron a la zona y se confrontaron con habitantes, quienes se encuentran sometidos por los cárteles de la droga.

Un millar de policías estatales, elementos de la Guardia Nacional (GN) y del Ejército Mexicano partieron la madrugada de este martes de la base militar de Comitán, a la región fronteriza de Chiapas con Guatemala.

A unos 53 kilómetros, frontera adentro, se confrontaron con pobladores de la comunidad Joaquín Miguel Gutiérrez (Quespala), quienes portaban palos y piedras para impedir que entraran a su comunidad.

Los hechos se dieron tras los enfrentamientos entre grupos del crimen organizado por el control de la zona; mismos que se recrudecieron desde el martes 23 de mayo, lo que dejó el saldo de cientos de habitantes de la región desplazados.

Al llegar a Quespala, aún lejos del lugar donde están la población desplazada, los uniformados sacaron su equipo antimotín, y sonando los toletes con sus escudos empezaron a avanzar mientras los hombres y mujeres encapuchados les lanzaron piedras y palos.

En el lugar, una joven mujer cubierta del rostro reclamó: “No sé por qué traen este arsenal para acá, hay niños muertos. Hay cuerpos de niños allá (en Lajerio y Candelaria). Que vayan los soldados, que vayan allá, hay gente muerta que son trabajadores, no son delincuentes”, dijo una de las mujeres que llevaba el rostro cubierto con un cubrebocas y gorra.