Captura de pantalla 2024 04 16 a las 09.11.43
Pasajeros de helicóptero que se desplomó en Coyoacán eran coreanos

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó que los pasajeros del helicóptero que se desplomó el domingo en la alcaldía Coyoacán, una mujer y un hombre, eran extranjeros y que aún está pendiente de determinar la causa del desplome.

El domingo, la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) señaló aseguró de forma preliminar que la caída se debió aparentemente al paro del motor del helicóptero.

“Especialistas en genética tomaron muestras biológicas a familiares de los tres ocupantes de la aeronave, dos de nacionalidad extranjera, a fin de realizar confrontas con los cuerpos encontrados en el lugar, para que una vez obtenidos los resultados, en caso de ser positivos, les sean entregados los cuerpos”, indicó la institución en un comunicado.

Fuentes cercanas a la investigación señalaron que los dos extranjeros son presuntamente de nacionalidad coreana.

Horas después del accidente, el domingo por la noche, se confirmó el nombre del piloto Armando Cervantes, quien contaba con los permisos para volar.

Asimismo, la Fiscalía de Investigación Territorial en Coyoacán informó que cuenta con los certificados médicos de los tres cadáveres y los resultados de los dictámenes en materia forense han permitido confirmar que se trata de dos cuerpos del sexo masculino y uno femenino.

La FGJCDMX explicó que desde las primeras investigaciones dio parte a la Fiscalía General de la República (FGR) a efecto de solicitar intervención de peritos en materia de aeronáutica, así como a la Dirección de Análisis de Accidentes e Incidentes de Aviación de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) para que se determine la causa del desplome.

“El dictamen en materia de Incendios y Explosiones realizado por expertos de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales señaló que la causa del incendio se debió a la liberación del hidrocarburo de la aeronave, el cual al dispersarse en el ambiente generó de forma inmediata una mezcla reactiva y volátil”, apuntó la nota.

Además, la Fiscalía capitalina concluyó los dictámenes en materia de evaluación respecto a los daños sufridos en los vehículos que se encontraban en el lugar del hecho, así como en materia de arquitectura e ingeniería civil forense, en el que se determinan los daños en el inmueble.

La aeronave, un helicóptero Bell 206JR III con matrícula XB-PIP operado por la empresa Helidom, cayó sobre un taller mecánico ubicado en la avenida Del Imán y avenida Aztecas, en el sur de la metrópoli.

La SICT, en coordinación con el Gobierno de la Ciudad de México, la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) y Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), investiga el desplome de la aeronave y revisó los permisos correspondientes.

Además, personal de la Seneam trabaja en la extracción de las grabaciones de audios e imágenes del radar.