Asimismo, inició una investigación por el delito de homicidio calificado y lesiones contra Ana ‘N’ y dos hombres, quienes fueron golpeados por habitantes de Taxco, Guerrero.

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Guerrero investiga el secuestro y feminicidio de Camila, una niña de 8 años, registrado en Taxco de Alarcón.

Asimismo, la dependencia estatal indaga la muerte de una mujer, señalada como presunta participante en el plagio y asesinato de la menor, luego de un intento linchamiento por parte de pobladores.

“Con la integración de la carpeta y los datos recabados, esta institución se encuentra en espera de que un Juez de Control libere las órdenes de aprehensión en contra de los presuntos responsables”, informó la FGE.

En el mismo comunicado indicó que inició una investigación por el delito de homicidio calificado y lesiones en contra de Ana ‘N’ y dos hombres, quienes fueron golpeados por personas enardecidas por la falta de respuesta de las autoridades.

La tarde de hoy jueves organizaciones feministas y ciudadanos protestaron en Iguala y Taxco para exigir justicia. En este municipio la marcha partió cerca del sitio en donde se vio por última vez a Camila, y donde fueron golpeados las tres personas presuntas responsables.

Con pancartas y globos blancos los manifestantes caminaron hasta la catedral de Santa Prisca, en donde realizaron un mitin para exigir que se haga justicia por el feminicidio de la menor.

Este jueves, el secuestro y posterior asesinato de Camila provocó protestas de la población y un linchamiento que derivó en la muerte de una mujer, golpeada junto con dos hombres, por ser señalados como los supuestos responsables del plagio y asesinato de la niña.

La última vez que se vio a Camila fue el miércoles por la tarde, cuando salió de su casa para ir con una amiga a jugar.

Horas más tarde su familia recibió llamadas de extorsión exigiéndoles 250.000 pesos (unos 15.000 dólares) para liberarla.

La inacción de las autoridades provocó que las personas actuaran por cuenta propia, ante la mirada de los elementos de la policía municipal, Guardia Nacional y Ejército mexicano.

Los pobladores sacaron de la casa a la mujer y a los hombres quienes inicialmente fueron asegurados por policías municipales quienes pretendían trasladarlos a la Fiscalía General del Estado (FGE), sin embargo, las personas los bajaron de las patrullas y los golpearon a puños, patadas y con palos y piedras.

Con información de Aristegui Noticias.