La cadena CNN transmitió este domingo la entrevista que el mandatario argentino concedió al periodista Andrés Oppenheimer y que provocó tensiones con México y Colombia.

El presidente de Argentina, Javier Milei, aseguró que “es un problema de los mexicanos si eligen a los socialistas” en las elecciones presidenciales del próximo 2 de junio. Y agregó: “Me compadezco de aquel que tenga que padecer un régimen socialista”.

Así se expresó durante un entrevista con Andrés Openheimer en la cadena CNN, tras ser preguntado sobre si tiene esperanzas de que si llega Claudia Sheinbaum a la presidencia de México se desmarque de las políticas del actual mandatario, Andrés Manuel López Obrador.

“Yo no tengo qué tener ninguna esperanza de nada. Es un problema de los mexicanos si eligen a los socialistas”, dijo en la entrevista difundida este domingo, y de la que hace unos días se conocieron algunos fragmentos alusivos a sus opiniones sobre México y Colombia.

Al ser preguntado por las palabras de Sheinbaum sobre que su llegada al gobierno argentino representaba un retroceso, Milei dijo que si el modelo bueno es el kirchnerista, éste le costó a los argentinos el 80 por ciento de sus ingresos y elevar la cantidad de pobres en más del 50 por ciento.

“Hay que ver, porque si lo bueno era el kirchnerismo, le cuento que en la década del 90 Argentina tenía un salario promedio de 3,800 dólares, que puesto en monedas de hoy serían 3 mil dólares y hoy el salario promedio en Argentina es de 600 dólares y estoy exagerando”, señaló.

“Yo no sé si los socialistas odian más la evidencia empírica o el agua”, sentenció, al tiempo que calificó de “populismo” el modelo mexicano.

Sobre las palabras críticas que le ha dedicado el presidente López Obrador, el mandatario argentino respondió: “Es un halago, que un ignorante como López Obrador hable mal de mí, me enaltece”.

El presidente mexicano respondió el pasado jueves a esta alusión. En un mensaje difundido en su cuenta de X (antes Twitter), señaló: “Milei afirmó que soy un ‘ignorante’ porque le llamé ‘facho conservador’. Está en lo cierto: todavía no comprendo cómo los argentinos, siendo tan inteligentes, votaron por alguien que no está exacto, que desprecia al pueblo y que se atrevió a acusar a su paisano Francisco de ser ‘comunista” y ‘representante del Maligno en la tierra’, cuando se trata del papa más cristiano y defensor de los pobres que yo haya conocido o tenido noticia. Post data: abrazo a Gustavo Petro”.

Y es que en la entrevista, Milei también tuvo fuertes palabras para el presidente de Colombia, Gustavo Petro, a quien calificó como un “asesino terrorista” por su pasado como guerrillero, lo que provocó que éste ordenara la salida del embajador argentino de Colombia y retirara al embajador de su país de Buenos Aires.

Tensiones que se dieron por superadas este domingo, con el anuncio de que la canciller argentina, Diana Mondino, viajará próximamente a Colombia y luego de que ambos países dieron a conocer que mantuvieron conversaciones “para afianzar las relaciones diplomáticas”.

Según un comunicado de la Cancillería argentina, “por precisas instrucciones de los presidentes de ambas naciones”, los Ministerios de Relaciones Exteriores de ambos países acercaron posturas y dieron “pasos concretos para superar cualquier diferencia y afianzar esta relación”.

Entre esos pasos concretos, Argentina confirmó que su ministra de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto visitará Colombia.

Por parte de Colombia, el texto oficial informó que Camilo Romero, embajador colombiano en Argentina, puede regresar a Buenos Aires después de haber sido llamado a consultas y de que el Gobierno del mandatario Petro “concede el beneplácito al nuevo Embajador propuesto por el Gobierno argentino en Bogotá”.

En medio de la crisis motivada por las palabras de Milei sobre su homólogo colombiano, la Cancillería argentina tuvo muchos problemas para encontrar a su embajador, Gustavo Dzugala, lo que es considerado una falta grave, según detalló la prensa local.

Según el comunicado de la Cancillería, “las diásporas colombiana y argentina que residen en ambos países: estudiantes, trabajadores, empresarios y las familias, han construido esta relación y son su soporte principal”.

Por ello, ambos Gobiernos seguirán “trabajando por el bienestar de estas poblaciones”.

“A pocos días de cumplirse el 201° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas, la República Argentina y la República de Colombia ratifican la importancia de mantener buenas relaciones y sostienen su voluntad de estrechar los lazos que unen a ambos países”, concluyó la nota oficial.

“Yo no tendría ningún problema” en adoptar sanciones diplomáticas contra Venezuela, dijo Milei en la entrevista con Oppenheimer e incluso se dijo dispuesto a convencer a otros países de que secundaran esa misma medida.

“Sí, yo estaría dispuesto a hacerlo, porque la carnicería que es Venezuela es verdaderamente inaudito; lo mismo que la isla cárcel de Cuba”, manifestó el jefe del Estado argentino.

El pasado lunes, los Gobiernos de Argentina, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Paraguay, Perú y Uruguay emitieron un comunicado conjunto en el que expresaron su «grave preocupación» ante las denuncias de la oposición venezolana sobre las trabas para inscribir a su candidato.

El respaldo de Buenos Aires a esa declaración representa “un avance”, según dijo Milei, porque “el Gobierno anterior (presidido por el peronista Alberto Fernández) no habría condenado a ninguna de esa dictaduras”, aseguró.

Acerca de un eventual viaje del papa Francisco a Argentina, Javier Milei consideró que “no hay que estar presionándolo”, y puntualizó que es una decisión que corresponde tomar al sumo pontífice.

“Yo me ofrecí a acompañarlo y estar a su lado, casi le diría como un bastón humano (…), pero él es quien debe tomar esa decisión de enfrentar tanta carga física”, agregó.

El gobernante argentino sostuvo que el deseo que le transmitió al expresidente de Estados Unidos Donald Trump (2017 -2021) de que vuelva a la Casa Blanca “en términos protocolares no cuenta”, porque fue hecho en un encuentro casual durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), celebrada hace un mes en Maryland (EE.UU.).

“Soy más afín a las ideas del Partido Republicano (…), es cierto y eso es conocido, pero mi prioridad es ser aliado de Estados Unidos. Es decir, mis aliados internacionales son Estados Unidos e Israel y en eso soy absolutamente consistente”, enfatizó.

Respecto a las críticas de los presidentes de Brasil, Colombia y Chile en el sentido de que la respuesta militar de Israel al ataque terrorista de Hamás es un genocidio, Milei manifestó: “Me parece condenable que hagan ese tipo de condenas”.

“Israel recibió un ataque brutal y este tipo de cosas requieren respuestas ejemplificadoras. Y de hecho, Israel todo lo que está haciendo, lo está haciendo dentro de las reglas de juego. Es decir, Israel no está cometiendo ni un solo exceso”, concluyó.

Con información de Aristegui Noticias.