Screenshot 2024 05 09 at 13 59 53 Inundaciones catastroficas.jpg Imagen JPEG 768 × 479
Sube a 100 los muertos por inundaciones en Brasil

El número de fallecidos por las catastróficas inundaciones en la región sur de Brasil superó el centenar en una de la mayores tragedias climáticas del país, según el último balance divulgado este miércoles por la Defensa Civil.

El estado más golpeado es Rio Grande do Sul, fronterizo con Uruguay y Argentina y donde se han reportado 100 muertos, cinco más con respecto a la noche del martes, 128 desaparecidos y 372 heridos de acuerdo con las cifras oficiales.

El estado vecino; Santa Catarina, ha registrado hasta el momento un fallecido, lo que eleva el balance preliminar a los 101 fallecidos en todo el sur de Brasil, que desde el lunes de la semana pasada lidia con una fuerte tempestad asociada a los efectos de la crisis climática.

En ese estado y en total suman 1,5 millones de damnificados, según la Defensa Civil. Las precipitaciones así como las provocando cuantiosos daños materiales en carreteras, puentes y otras infraestructuras urbanas. El , afirmó este miércoles, durante un acto para presentar inversiones en áreas de infraestructura y prevención de desastres naturales, que El gobernador de Rio Grande do Sul, Eduardo Leite, ha dicho que el estado vive «una situación de guerra» ante la que ya pues está previsto un nuevo temporal en el extremo sur de la región.

En Rio Grande do Sul, 80 % de los municipios se ha visto afectado por graves inundaciones que han sumergido ciudades de forma parcial o total, entre ellas Porto Alegre, la capital regional y cuyo principal aeropuerto se ha convertido en una gigantesca laguna.

En ese estado 230.500 personas han tenido que abandonar sus hogares y en total suman 1,5 millones de damnificados, según la Defensa Civil.

Las precipitaciones así como las consecutivas inundaciones han dejado sin agua y luz a buena parte de la población, provocando cuantiosos daños materiales en carreteras, puentes y otras infraestructuras urbanas.

Los equipos de rescate con apoyo de las Fuerzas Armadas, trabajan en la zona para hallar a más víctimas y salvar a los supervivientes incomunicados, muchos de los cuales solo tuvieron tiempo para escalar al tejado de sus casas.