Captura de Pantalla 2024 06 12 a las 8.39.57
La fragata rusa Gorshkov, parte de una flota rusa de cuatro buques, llega al puerto de La Habana

Una flota de buques de la Armada de Rusia, entre ellos un submarino de propulsión nuclear, llegarán a Cuba en la mañana de este miércoles en una señal de fortalecimiento de los lazos entre los dos aliados de la Guerra Fría.

La fragata rusa Almirante Gorshkov, parte de esta flota de cuatro buques, ha sido la primera en arribar al puerto de La Habana.

Al entrar en el puerto, la fragata disparó una salva de 21 cañonazos, que fue respondida por los cubanos con cañonazos desde un fuerte colonial del siglo XVIII construido por los españoles para vigilar el puerto de La Habana.

El Gorshkov es uno de los buques más modernos de la Armada rusa. Le siguen el submarino de propulsión nuclear Kazan, un remolcador de rescate y un petrolero, que aún no han arribado a La Habana.

Se trata de la mayor demostración de fuerza de Rusia con su viejo aliado Cuba en muchos años. Estados Unidos considera que el Kazan no lleva armas nucleares a bordo, según un funcionario estadounidense.

Los buques llevarán a cabo una visita oficial de cinco días a la isla caribeña – una demostración de fuerza rusa a solo 144 kilómetros de Florida, mientras aumentan las tensiones entre EE.UU. y Rusia por la guerra en Ucrania.

Según una fuente diplomática rusa, el embajador de Rusia en La Habana presidirá una ceremonia de bienvenida a los cuatro buques.

Se permitirá a los cubanos visitar la fragata tras la llegada prevista del convoy de buques, según informó a CNN una fuente diplomática rusa.

El diplomático ruso dijo a CNN que a partir del jueves, «el público en general» en Cuba podrá visitar la fragata Gorshkov durante cuatro horas cada día durante tres días. Los analistas militares creen que es capaz de realizar misiones de largo alcance, guerra antisubmarina y transportar misiles tierra-superficie y tierra-aire, entre otros sistemas de armas.