362940486 838081364654801 5898130814708263894 n
España celebra unas elecciones generales con la ultraderecha como actor central

La posibilidad de que la ultraderecha (VOX) entre a un gobierno del Partido Popular (PP) ha sido el tema central del debate público y de las campañas en España.

España acude este domingo a las urnas en unas elecciones generales potencialmente reñidas, marcadas por las diferencias ideológicas, el fantasma de la extrema derecha y la irritación por verse obligada a votar durante las vacaciones del verano boreal.

Los colegios electorales abrieron este domingo a las 9:00 horas locales (01:00 hrs. en el centro de México) para la celebración de los comicios generales en los que se elegirá al presidente del Gobierno y a los representantes del Congreso y el Senado.

Los centros de votación cerrarán a las 20:00 horas (12:00 hrs. en el centro de México), momento en que se darán a conocer los sondeos a pie de urna. Según los expertos, el resultado final se decidirá por menos de un millón de votos y menos de 10 escaños en el Parlamento con 350 diputados.

El presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, adelantó las elecciones -que tendrían que haberse celebrado a finales de este año- después de que la izquierda recibiera un descalabro en las elecciones locales de mayo.

Los españoles podrían elegir la continuidad de Sánchez, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y sus socios de la coalición izquierdista Sumar, liderada por la vicepresidenta Yolanda Díaz.

Sin embargo, los sondeos dan como favorito al candidato del derechista Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, aunque sin los escaños suficientes en el parlamento para formar gobierno.

España es una monarquía parlamentaria, por lo que se requiere contar con una mayoría absoluta en el Congreso (176 votos) para poder gobernar.

En ese sentido, el PP podría unir fuerzas con el ultraderechista partido VOX, liderado por Santiago Abascal, con el fin de sumar escaños. Así lo han hecho en varias comunidades autónomas como Extremadura, Valencia y Baleares tras las elecciones locales de mayo.

Las encuestas no dan a los partidos de izquierda ni a los de derecha los escaños suficientes para poder formar gobierno, por lo que otro escenario posible es que se realicen nuevamente comicios generales. No es la primera vez que ocurre.

Para muchos españoles, se trata de un momento decisivo en la vida política del país. Si el PP y VOX realizan una alianza con los escaños para suficientes para gobernar, sería la primera vez que la ultraderecha entre al gobierno desde que el país ibérico transitó a la democracia luego de la muerte del dictador Francisco Franco, en 1975.

El PP y VOX han prometido dar marcha atrás, o bien, ajustar, varias reformas acometidas por el gobierno de Sánchez, entre las que destacan la Ley de Memoria Democrática; la ley de la eutanasia; la ley trans; la reforma laboral, entre otras. Feijóo ha prometido también que desaparecerá el Ministerio de Igualdad.

El discurso de Vox se ha caracterizado por su beligerancia contra la inmigración ilegal, el feminismo o la comunidad de la diversidad sexual, entre otras.

Un total de 37 millones 469 mil 142 españoles están llamados a acudir a las urnas en estos comicios, de los que 2.3 millones residen en el extranjero.

El hecho de que estos comicios coincidan con las vacaciones de verano de los españoles ha propiciado que más de 2.47 millones de ciudadanos voten por correo, según los datos ofrecidos por el organismo estatal de servicio postal.

Esa cifra constituye el 94.2 % de las solicitudes admitidas para esta modalidad de sufragio, la ratio más alta alcanzada en unas elecciones generales en España desde que hay registros estadísticos homologados (2008).

Más de 90,000 miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado integran el dispositivo de seguridad para velar por que el proceso transcurra con normalidad y sin incidentes.

Con información de Aristegui Noticias.