Regresan los uniformes escolares
Regresan los uniformes escolares

Las autoridades educativas de Quintana Roo han confirmado que para el próximo ciclo escolar 2023-2024 regresará la aplicación de la entrega de uniformes gratuitos para estudiantes de educación básica en el estado.

Sin duda se trata de una muy buena noticia, pues para los padres de familia representa un gran ahorro de dinero, sobre todo si tomamos en cuenta que muchos tienen a varios niños en las escuelas.

Sin embargo, aquí hay un vacío que las autoridades no se han dado a la tarea de explicar, puesto que por 3 años no se entregaron uniformes a los estudiantes, muy a pesar de que se trata de una obligación que está plasmada en una ley específica de la materia.

Es la Ley para la Dotación Gratuita de Uniformes, Mochilas y Útiles Escolares a las Alumnas y los Alumnos Inscritos en Escuelas Públicas de Educación Básica en el Estado de Quintana Roo, que durante todo este tiempo no se cumplió y hasta este momento no ha habido ninguna sanción por su incumplimiento ni tampoco los legisladores han tomado cartas en el asunto.

El regreso de este programa es bien recibido, pero también habría que vigilar que no se vuelva a repetir la historia del millonario fraude que estuvo a punto de cometer el entonces oficial mayor, Manuel Alamilla Ceballos, durante el gobierno de Carlos Joaquín González.

Nadie olvida cuando casualmente la ganadora para la fabricación y entrega de uniformes fue una empresa fantasma, con sede en el estado de Puebla. La entidad federativa favorita del anterior sexenio.

Hoy las condiciones son diferentes.

Gracias a que los fabricantes locales y a la ciudadanía en general se dio cuenta del megafraude, éste pudo ser evitado, y además se sentaron las bases para la creación de una ley específica, con reglas claras, transparentes y con mayores oportunidades para las empresas, principalmente, del sur del estado.

Una ley que no se cumplió por 3 años, hasta que por fin será retomada…y aquí no pasó nada, porque todo parece indicar que no hay en el estado quién haga cumplir las leyes, aunque sean de un gran beneficio para los estudiantes de todo el estado.