359342853 833374581792146 8949199442061704586 n
Peso podría depreciarse a fines de año por tasas de interés en México y EU, prevén

Al cerrarse el diferencial de tasas entre ambos países se provocará una depreciación del peso mexicano, considera experta

A pesar de que el peso mexicano registra una apreciación frente al dólar, en la medida que las tasas de interés de México y de Estados Unidos converjan se observará una depreciación de la moneda mexicana, previó Patricia Krause, economista de Coface para América Latina.

“La tendencia para el segundo semestre, en general, sería más de alguna depreciación de las monedas de la región (respecto a los niveles actuales) por el inicio del ciclo de recorte de tasas de interés (en los países en desarrollo), mientras que lo países desarrollados aún están haciendo los últimos ajustes en sus tasas al alza”, explicó.

De acuerdo con la economista, todo lo anterior disminuirá el diferencial de tasas de interés entre México y Estados Unidos, es decir, al cerrarse el diferencial de tasas se provocará una depreciación del peso mexicano, explicó.

Aunque admitió que el peso podría apreciarse un poco más frente al dólar en las próximas semanas, señaló que habrá una depreciación para que a fines del 2023 el tipo de cambio termine más apreciado que en diciembre de 2022.

“El menor diferencial de tasas de interés con Estados Unidos limitará la apreciación que experimenta la moneda en este año, se tenderá a generar alguna depreciación”, comentó.

Agregó que la estimación es que México recorte la tasa de interés para el cuarto trimestre del año y que ésta quede al finalizar el año en 10.75%.

¿Cuánto crecerá la economía de México?, esto calculan

Sobre el crecimiento de la economía mexicana Krause aseguró que México crecerá en este año 2.4%, cifra menor al 3% del 2022, mientras que para el próximo año seguirá la desaceleración al considerarse que alcanzará 1.5%.

“Los datos de actividad para México son sólidos hasta ahora, en particular la actividad interna sigue siendo más resistente de lo previsto inicialmente, como el consumo.

Aun así, el escenario es de desaceleración a lo largo del año, en línea con la previsión de menor actividad en Estados Unidos”.

La economista de la firma de seguros de crédito comentó que la actividad productiva del país es impulsada por el consumo y la inversión fija bruta que “muestra un fuerte nivel de inversión en maquinaria y equipo, posiblemente indicativo de un posible efecto por la llegada de capitales vía la relocalización o nearshoring”.

Esa tendencia positiva se da en medio de una disminución de los niveles de inflación, al estimarse que éste indicador llegue a 4.5% en este año en México y a 4.1% el próximo año.

Añadió que “el escenario para la inflación es más benigno, por lo que se estima que la tasa de interés baje gradualmente”; sin embargo, aun cuando se espera que poco a poco se frene el aumento de precios existen riesgos por el posible impacto del fenómeno de El Niño, lo que puede afectar las cosechas y por lo tanto los precios de los alimentos.

Con información de el Universal.