Ricardo Hernández, presidente de los carniceros del Mercado Lázaro Cárdenas conocido como “Mercado nuevo” manifestó una pérdida de hasta un 60 por ciento durante la cuaresma, siendo un golpe duro para los locatarios encargados de vender carnes.

En entrevista para Fátima Vázquez Digital, Ricardo Hernández señaló que las pérdidas en carnes crecieron, a pesar que a principio de febrero se regularon debido a la cuesta de enero, afirmó que los numero fueron en pique generando ganancias en ventas de un 40 por ciento de la carne adquirida.

“Bastante bajas las ventas, ósea todo motivo por la cuaresma semana tras semana va disminuyendo mas y hasta ahorita estamos hasta un 60 por ciento en pérdidas” argumentó el carnicero.

Argumentó que a pesar que la gente adquiere la costilla a un precio de 120 pesos, “es la salvación de no tener muchas pérdidas” ya que comentó que los fines de semana es cuando menos venden debido que durante la cuaresma, se acostumbra a no consumir carnes.

El carnicero añadió que espera que, una vez finalizada la cuaresma, las ventas incrementen debido que señaló la carne, fue necesario desecharlo debido que, al tercer día, ya no es recomendable consumirlo.