IMG 2766
¿Quieres ir a un GP de Fórmula 1? 8 tips para cumplir tu sueño sin gastar una millonada

Si estás interesado en formar parte de la Fórmula Uno, existen algunos consejos para planear visitas a las carreras con un presupuesto económico.

Cuando los titulares anuncian cenas de 11 mil dólares (183 mil pesos mexicanos) por asiento y paquetes de hotel millonarios, asistir a un gran premio de Fórmula Uno puede parecer que requiere una cuenta bancaria del tamaño del Rey Carlos.

No tiene por qué ser así. Desde que compró la F1 en 2017, Liberty Media ha tratado de hacer que la serie de carreras sea más accesible para los aficionados en Estados Unidos, especialmente para las familias que quieren vivirla como un partido de fútbol o un concierto.

Ha añadido circuitos que utilizan calles en centros urbanos en lugar de pistas construidas expresamente fuera de los límites de la ciudad; ha introducido mini carreras conocidas como sprints que se corren los sábados y proporcionan más acción.

También ha fomentado un ambiente general de frescura que ayuda a atraer a músicos, artistas y DJ relevantes para que actúen en los días previos a una carrera y la conviertan en una fiesta en la que cualquiera puede participar.

¿Cómo ir a las carreras de Fórmula Uno?

“La Fórmula 1 tiene fama de elitista”, afirma Tyler Epp, presidente del Gran Premio de Miami de F1. Dice que su objetivo es que la carrera sea tan divertida para los que compran la entrada general más barata como para los que gastan en paquetes VIP.

“Hemos disfrutado mucho conociendo a la persona que ama los coches o ama la F1 y quiere traer a su familia y exponer a sus hijos a algo nuevo”.

El mensaje que se pretende transmitir es que se puede asistir a una carrera sin gastarse el rescate de un rey. Solo hace falta un poco de previsión y creatividad.

Comprar las entradas en sitios oficiales

En primer lugar, familiarízate con la estructura de entradas de la carrera a la que vas a asistir.

En Miami, el llamado Campus Pass, de 450 dólares (7 mil 489 pesos mexicanos), es en realidad una entrada general para tres días. Da acceso al nivel 300 del estadio, que da directamente a la zona donde se reúnen los equipos. También da acceso a plataformas de observación a pie de pista, a exposiciones de coches y a la F1 Fan Zone, que incluye diversas actividades, como simuladores y otras activaciones.

Es un buen precio comparado con los asientos de tribuna, que cuestan a partir de 600 dólares (9 mil 985 pesos mexicanos) la entrada.

Aun así, es caro. En Mónaco, un pase de tres días para la tribuna cuesta 430 dólares (7 mil 156 pesos); en el Gran Premio de Italia, los pases de tres días cuestan 115 dólares (mil 913 pesos). La lección: vale la pena comparar precios.

Siempre que sea posible, hay que comprar las entradas directamente en el circuito, en lugar de comprarlas a terceros.

“Es la forma más fácil de asegurarse de que se adquiere una entrada a su valor nominal y no una revendida a un precio superior”, explica por correo electrónico Kate Byrne, copresentadora del podcast TwoGirls1Formula, que sigue de cerca todo lo relacionado con la F1.

Tomar en cuenta los tiempos

El evento de F1 más tradicional y anunciado es el que se celebra en Mónaco; el circuito de Silverstone, en Inglaterra, es un clásico consagrado, con un precio de aproximadamente 6 mil 300 dólares por un pase de tres días y 745 dólares por la entrada más barata de un día.

Ciudad de México también suele ser cara: El precio medio de la entrada este año alcanzó los 13 mil pesos, frente a los aproximadamente 200 dólares (3 mil 328 pesos) de la carrera en China.

A veces, comprar las entradas el mismo día de la carrera resulta más barato que comprarlas con antelación; los precios bajan cuando las entradas no se venden.

El año pasado, durante la semana de la final en Las Vegas, las entradas más baratas para la carrera del jueves por la noche se vendían a 119 dólares (mil 980 pesos) y las del viernes a 259 dólares (4 mil 310 pesos), ambas menos de la mitad de lo que habían costado el mes anterior.

La carrera principal del sábado costó a los aficionados 807 dólares, aproximadamente la mitad del precio de venta, según Bloomberg. Esto se aplica especialmente a las carreras europeas menos concurridas.

“Originalmente, solo compramos entradas para el día de la carrera de Monza 2023, pero pudimos conseguir entradas para el sábado por una fracción del precio original”, dice Nicole Sievers, copresentadora de TwoGirls1Formula. Las entradas del sábado para el Gran Premio de Italia cuestan a partir de mil 214 dólares (19 mil 835 pesos mexicanos).

Las distancias se tienen que tomar en cuenta

Otra forma sencilla de recortar gastos es permanecer en la localidad. Si puede, asista a una carrera cerca de donde vive.

Si resides en Dallas, por ejemplo, el Gran Premio de Estados Unidos en Austin es una opción obvia, no la carrera en Inglaterra. Si vives en Los Ángeles, el Gran Premio de Las Vegas o incluso la carrera de Ciudad de México serían opciones.

Si vives en Nueva York, Miami está a un vuelo corto y Montreal aún más cerca. Deje las carreras europeas para los europeos, compruebe qué carrera le queda más cerca y ahórrese miles de euros en viajes. Un vuelo de ida y vuelta en clase turista de Los Ángeles a Londres cuesta unos 400 dólares (6 mil 657 pesos), y uno a Bakú, Azerbaiyán, más de mil 100 dólares (18 mil pesos).

Comprueba también otros medios de transporte. Si se encuentra en Europa, el tren puede ser un medio eficaz para desplazarse entre las carreras de Spielberg, Austria, el circuito de Spa-Francorchamps en Bélgica y Monza, Italia.

El tren de Nueva York a Montreal tarda unas 12 horas y cuesta unos 130 dólares (2 mil 163 pesos) ida y vuelta. Alquilar un coche y conducir, con paradas mínimas durante la noche, también puede ayudar a aplazar los gastos.

Optar por alojamientos económicos

Evite los hoteles de lujo de cada ciudad, como el Hôtel de París en Montecarlo o el Ritz-Carlton en Jeddah, Arabia Saudí. Airbnbs y hostales económicos le ahorrarán dinero, invite a amigos o familiares para dividir el coste del alojamiento y de los coches de alquiler.

“Busca hoteles de larga estancia, que suelen tener precios más bajos”, dice Sievers. Los hoteles de estancias prolongadas como estos de Austin, cuyas habitaciones suelen tener minicocinas, pueden ayudar a ahorrar dinero en dos frentes.

Si tiene nervios de acero, espere hasta el último minuto para reservar su habitación de hotel, es algo así como intentar hacer cola para un vuelo.

Si está dispuesto a arriesgarse, a veces puede compensarle esperar hasta la semana de la carrera, cuando bajan los precios de las habitaciones que no se han vendido. El año pasado, en Las Vegas, por ejemplo, tanto el precio de las habitaciones como el de las entradas se desplomaron más de un 50% en los días previos al evento.

Tomar en cuenta los precios de la comida

Al igual que en los aeropuertos, los parques temáticos y los acontecimientos deportivos, el público cautivo suele invitar a pagar precios más altos por la comida.

Puede parecer obvio, pero lleve almuerzo y tentempiés para no quedarse con hambre y tener que pagar 20 dólares (332 pesos) por un hot dog.

Llevar una botella reutilizable

Lleva una botella reutilizable para mantenerte hidratado sin gastar en agua. Muchos restaurantes locales ofrecerán menús especiales, ofertas en bebidas y opciones a precio fijo durante el fin de semana de la carrera.

Solo ir a un día del evento

También puedes saltarte los entrenamientos preliminares y las rondas de clasificación y limitarte a asistir el día de la carrera.

“Si optas por una entrada de un solo día para la carrera del domingo, sacarás el máximo partido a tu dinero”, afirma Byrne. “Además, ver la clasificación por televisión puede ser una experiencia mucho mejor”.

Aunque ningún circuito de F1 se puede ver al 100% desde un único punto de vista, ya que los trazados se curvan y se extienden, a diferencia del sencillo circuito oval de la Nascar, algunos ofrecen vistas más amplias y mejores que otros.

El circuito de Austin, por ejemplo, está en un terreno rural a las afueras de la ciudad; desde un asiento en las tribunas, se puede ver mucho más lejos alrededor de la pista que en la carrera de Jeddah, que se desarrolla en el corazón de la ciudad, junto al Mar Rojo, rodeado de altos hoteles y relucientes clubes náuticos.

Elegir solo una de las carreras

forma más fácil de ahorrar dinero, y quizá la más controvertida, es no participar en la carrera.

Esta opción no es tan terrible como podría parecer. Si solo asiste a las rondas preliminares o de clasificación, seguirá teniendo oportunidades de entretenimiento fuera de las instalaciones, conocerá el ambiente y verá los coches rodar a toda velocidad por la pista.

En el GP de Austin, por ejemplo, esto supone la diferencia entre gastarse 378 dólares o más en una entrada para el día de la carrera o solo 26 dólares por una entrada para ver una ronda clasificatoria.

Y lo que es más importante, no te creas el bombo publicitario. No hay razón para gastarse 57 dólares en una gorra “oficial” de Valtteri Bottas de la F1 cuando puedes comprar la misma gorra por 25 dólares en Amazon.

Compra tu equipación con la marca del equipo de F1 por menos dinero antes de la carrera para poder lucirla mientras estés allí. Destacarás como el aficionado más experto entre un montón de novatos.

¿Cuándo es el Gran Premio de Miami 2024?

carrera de Miami del 5 de mayo contará con paquetes de entrada general que incluyen el acceso a la música, los juegos y el circuito, para que los aficionados puedan elegir dónde quieren sacar el máximo partido a su dinero.

El paquete incluye asientos en el estadio, plataformas de observación a pie de pista para las carreras de velocidad, acceso a subastas y actividades en la zona de aficionados, como simuladores de conducción e instalaciones artísticas, y Marc Anthony cantando el himno nacional, todo ello por mucho menos de lo que cuestan otras entradas de tribuna.

Con información de el Financiero.