IMG 6008
Cometa Diablo, tres veces más grande que el Everest, será visible en México este mes | ¿Cómo verlo?

El cometa, tres veces del tamaño del Everest, pasará cerca de la Tierra por primera vez en 70 años y no volverá a ser visto sino hasta el 2095.

Un cometa de tres veces el tamaño del Everest se aproxima a la Tierra y podrá ser visto en 2024, incluso a simple vista, por primera vez en 70 años.

Comúnmente conocido como “Cometa Diablo”, al gigantesco cuerpo celeste se acerca a nuestro planeta y, de acuerdo con las estimaciones de los científicos, podrá ser visto desde México a finales de marzo o principios de abril.

Actualmente, ya se puede observar con telescopios, incluso con modelos no profesionales, debido a su gran tamaño: el objeto astronómico tiene un diámetro de 30 kilómetros, lo que equivale a un volumen tres veces superior al Monte Everest, la montaña más alta de nuestro planeta.

Su naturaleza criovolcánica le ha ganado el apodo “Cometa Diablo” en los últimos meses, tras una erupción en su superficie el año pasado.

El cuerpo celeste es criovolcánico, lo que significa que entra en erupción con polvo, gases y hielo cuando aumenta la presión en su interior a medida que se calienta. Uno de estos estallidos provocó el año pasado que se iluminara cien veces y que una segunda columna de material brotara de su superficie, dándole la apariencia de tener cuernos.

Sin embargo, pese a su nombre, no presenta riesgos para la Tierra, ya que su órbita no atravesará la nuestra, sino que más bien cruzará cerca.

Oficialmente nombrado como 12P/Pons-Brooks, es definido por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL por sus siglas en inglés) como un cometa de “tipo Halley”, debido a que se acerca cada 70 años, aproximadamente.

Esto debido a que tiene un período orbital de entre 20 y 200 años. Por lo tanto, es posible observarlo desde la Tierra cada 70 años. Su trayectoria puede ser observada en un simulador del JPL.

Por lo tanto, una vez que alcance su máxima proximidad con la Tierra, ya no volverá a ser visto hasta dentro de 70 años.

12P/Pons-Brooks fue descubierto inicialmente en 1812 por Jean Louis Pons, quien observó su brilló en el cielo de Marsella, en Francia. Más tarde, William Robert Brooks reveló en 1883 que se trataba de un cometa periódico, que “visita” la Tierra en lapsos constantes.

Entre los lapsos de 70 años, no suele ser observable a simple vista, por lo que su última aparición fue en el año 1957.

Sin embargo, los astrónomos anticipan que el próximo 31 de marzo se ubicará a tan solo 117 millones de kilómetros del Sol, lo que permitirá observarlo cuando pase sobre México, Estados Unidos y Canadá.

Este cometa, que alcanzará su perihelio el 21 de abril, debería ser visible en el cielo durante el eclipse solar total del 8 de abril.

Por tanto, su máximo brillo será en abril, pero su mayor proximidad se registrará el 2 de junio, ofreciendo a los científicos y al público en general otra oportunidad de ver el cometa.

Después, regresará por la dirección en la que vino, hasta alejarse a 500 millones de kilómetros del Sol. El Cometa no regresará cerca de la Tierra hasta el 2095.

Actualmente, 12P/Pons-Brooks se encuentra en la constelación de Andrómeda, a una distancia de 245 millones 991 mil 183 kilómetros de la Tierra.

Desde la Ciudad de México, ya es posible observarlo con binoculares sencillos mirando en dirección noreste a una altitud de 62° grados sobre el horizonte.

Con información de Aristegui Noticias.