La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de forma temporal la construcción de un edificio de 22 metros de altura y 44 departamentos, que colinda con un campamento tortuguero en Playa Paraíso, que se ubica en la Riviera Maya de Quintana Roo.

Esto luego de que vecinos del fraccionamiento Playa Paraíso denunciaron públicamente el ecocidio y la destrucción del único campamento tortuguero de la zona, en plena temporada de eclosión.

Inspectores de la dependencia arribaron al predio, donde se observó un área de 980 m² relleno con material pétreo, una bodega con polines de madera tapizados con triplay que ocupa una superficie de 12 m².

Tras la visita, la Profepa constató que el sitio no está cerca del área de anidación de tortugas; sin embargo, impuso la medida de seguridad por no contar con la autorización en materia de impacto ambiental emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La Playa Paraíso es considerada una de las playas más bonitas del mundo y una de las más galardonadas por diferentes revistas debido a la belleza que rodea este lugar, arenal amplio, de textura suave y elegante color blanco.

Además, a lo largo de la costa puedes ver altas palmeras y abundantes plantas tropicales que resaltan el característico aire caribeño. Sus aguas presentan una paleta de color azul excepcional, y considerado el último espacio que tienen las tortugas para anidar en esta franja de la costa de la Riviera Maya.